miércoles, septiembre 6

Razones para la esperanza: The Mogg


Cuando ya parece que no hay razones para la sorpresa y mucho menos para la esperanza, cuando el mundo se ha vuelto tan aburrida y perversamente predecible, cuando uno está trufado de escuchar las mismas sandeces e inanidades una y otra vez, de repente, como salido de la nada, se presenta el héroe, llega el Séptimo de Caballería.  


Y a uno entonces le entran ganas de volver a escribir.

El sujeto en cuestión es Jacob Rees-Mogg, conocido diputado del parlamento británico por el Partido Conservador. Católico y padre de 6 hijos. Según muchos, podría ser el próximo líder de su partido y Primer Ministro.

Pues bien, en un programa de máxima audiencia de la TV de su país,  se descuelga con declaraciones de una inusitada claridad, poco frecuentes en esta Europa decadente e infeliz. Y dice que es contrario al homomonio y al aborto en cualquier circunstancia. Os dejo el video de su aparición debajo para que lo disfruteis.




En esta entrevista que le hicieron hace tiempo dice que su Papa favorito es Pio IX ("por su posición tradicional respecto al Estado y la Iglesia, y su Syllabus de Errores"- chúpate esa) y que asiste a Misa Tridentina siempre que puede. 

Detesta las guitarras en Misa.

Nada más que añadir.

Laus Deo!

sábado, marzo 11

El hijo del cura

Recientemente viajé a Londres. Por un mal vaivén de la fortuna terminé mi trabajo demasiado pronto: Eso me dio tiempo para pasear un rato por las inmediaciones de Hatchard's mientras decidía si entrar o no entrar. 

Hatchard's dice ser la librería más antigua de la ciudad y viene ocupando esa particular tienda de la calle Picadilly desde hace 200 años.

La tentación era muy fuerte. El sentimiento de pobredumbre y culpabilidad acuciado por estar en Cuaresma. Al final, como pasa casi siempre, sucumbí. Por supuesto haciéndome promesas de que solo iba a mirar. Y una vez más engañándome miserablemente a mi mismo.  

Cuando por fin uno, casi saciado, consigue escapar de la red y salir de nuevo a la calle, se siente sucio y miserable. Me impuse como penitencia ir a pie hasta mi hotel. Sus buenos tres cuartos de hora. 



Todo por retrasar el íntimo encuento con los libros que compré. Entre ellos: una biografía de Evelyn Waugh, otra de Maquiavelo, uno de los divertidos libros de George Mikes sobre los ingleses, una novela de Evelyn Waugh maravillosamente encuadernada que no sabía que existía y, por fin, el libro que ilustra esta entrada.

El libro en cuestión estaba a la entrada de la librería, prominentemente exhibido. Me llevé una copia firmada por el autor.

El autor es un conocidísimo político laborista, diputado del parlamento durante varias décadas y vicesecretario general del partido en los años 80. Además de todo esto es un escritor de éxito.

Y además de todo eso, Roy Hattersley es hijo de un cura católico. El cura en cuestión huyó con la madre de Roy al poco tiempo de guiar su conversión al catolicismo, y varios días después de haberla casado. Roy se enteró del asunto a la muerte de su padre, cuando nuestro protagonista estaba a punto de cumplir 40 años.

Telita.

Me aproximé al libro con mucha prevención (que conservo). Lo que me acabó de decidir fue la frase con la que comienza la introducción:

"The history of the Catholic Church in Great Britain and Ireland is an anthology of adventure stories" (*)
En eso estamos de acuerdo. Ya os contaré como andamos en las siguientes 600 páginas.  



(*) "La historia de la Iglesia Católica en Gran Bretaña e Irlanda es una antología de relatos de 
aventuras".