jueves, octubre 16

Dos olvidadas hazañas del Cardenal Kasper

Nunca ha sido santo de mi devoción. 

Su última mamarrachada en forma de entrevista con opiniones francamente lamentables en un Cardenal de la Iglesia Católica (y en cualquier cristiano en general) es para ponerlo en la puta rué con carácter de urgencia. 

Y por si la entrevista no era suficiente, lo ha acabado de arreglar con un desmentido que ha sido probado fehacientemente falso por el periodista que hizo la entrevista (ha publicado el audio). 

En fin. 

Como sus andanzas presentes ya dan para mucha preocupación, su pasado queda en el olvido. Y en ese pasado hay actuaciones que traspasan el límite de lo lamentable. Me referiré a dos:

1. La anáfora de Addai y Mari. Traje ya este asunto al blog hace años (véase) . Al ser asunto muy "técnico" pasó muy desapercibido para el católico de a pie, pero la importancia es vital. Siendo presidente del Pontificio Consejo para la Unidad de los Cristianos, permitió la aceptación por parte de dicho Consejo y mediante documento por él firmado la anáfora nestoriana de Addai y Mari. Esta aceptación implicaba dar validez a un canon donde no se pronuncian las palabras de la Consagración. Se puede leer una explicación completa de este grave hecho aquí

2. Los anglicanos no son bienvenidos. En el año 2007 un grupo denominado Comunión Anglicana Tradicional (TAC por sus siglas en inglés) que agrupaba a 400.000 fieles anglicanos expresó por carta al Papa Benedicto XVI su deseo de dejar la Comunión Anglicana y ser recibidos en la Iglesia Católica. 

Aquel hecho fue el principio de un movimiento que acabo en la publicación de la Constitución Apostólica "Anglicanorum Coetibus" por Benedicto XVI que marcaba los términos para dicho recibimiento y que tantos y tan buenos frutos tuvo. 

Pues bien, cuando la TAC expresó su deseo el Cardenal Kasper no les recibió precisamente con los brazos abiertos, más bien les espetó:

"No es nuestra política traer a tantos anglicanos a Roma"

No contento con tamaña estupidez, dio las razones de la misma:

"Tenemos una muy buena relación con el "Arzobispo" [comillas mías] de Canterbury y en tanto que podamos, estamos ayudándole a mantener la comunidad anglicana unida"

La fuente de estos declaraciones era un artículo publicado en el periódico inglés "The Catholic Herald". El artículo ya no se encuentra en la red, pero se puede leer una traducción al español aquí

Visto todo lo cual, uno no acaba de entender como este sujeto sigue en circulación por el Vaticano.



9 comentarios:

Bruno dijo...

Otra hazaña:

http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1002141008-la-peor-idea-del-ano

Aunque creo que esta se quedó en la intención, gracias a Dios.

Anónimo dijo...

No sólo sigue en circulación sino que Bergoglio le encomendó la exposición preparatoria del Sínodo, habiéndolo elogiado antes diciendo que hacía "teología de rodillas".
La culpa no la tiene el chancho, sino quien le da de comer.

W.

Terzio dijo...

Kasper apestaba a hereje desde mucho antes de ser obispo; su 'teología' era un escarceo modernista con coartada mínima católica. Kasper era una especie de H. Küng moderado.

Lo que no se entiende es que el Santo Subito JP2 lo nombrara obispo en 1989 y lo eligiera cardenal en 2001. La calamidad Kasper tuvo sponsor. Ahora ondea al viento francisquista, a todo trapo, maquinando a sus anchas.

Maite C dijo...

Queda muy bien hablar en contra de Kasper cuando habla por boca de ganso, al menos en estos precisos momentos.

Ahora parece que todo el mundo ve claro quién es quién, pero no quieren ver, que es lo que realmente importa, cual es el reponsable final.

Yurremendi dijo...

Hablemos de la revolución sexual que mencionas en el post anterior y de qué hace Kasper en el Vaticano. El Sínodo arteramente llamado de la Familia, ha sido, como se veía venir, el Sínodo de la Sexualidad. Espectáculo escandaloso de doblez, mala fe, triunfo de la sofística farisaica, manipulación de las conciencias cristianas y apostasía entreguista al espíritu del mundo. Alguna reacción sana entre el episcopado, pero magistral golpe táctico de Bergoglio al pedir la publicación del número de votos: la victoria ha sido de los... ¿cómo llamarlos? ¿Modernistas, progresistas, revolucionarios, herejes....? El terreno está desbrozado para el próximo sínodo. No se recuerda cinismo parejo desde el Vaticano II. Los mismos métodos, el mismo espíritu. La tradición y el magisterio han muerto. Los papas "conciliaristas" en los altares. ¿Y Kasper en todo esto? Es uno más. Dice que cuando se le ataca personalmente, es en realidad a Francisco a quien se visa, y que cuenta con el acuerdo del mismo. Lo creo.

A mi personalmente se me ha recuelto todo con este tema y, francamente, he perdido toda esperanza en Roma.

Anónimo dijo...

Y pensar que en mi seminario estudié la cristología y el tratado de Trinidad con él...

Menos mal que a escondidas leíamos a Amato y nos fotocopiábamos el Schmaus, que es de una carquería que enamora.

P. Albrit

Anónimo dijo...

¿Y qué me dicen del superior de Kasper, el que le da tanta cancha?

Anónimo dijo...

Hablemos de la revolución sexual que mencionas en el post anterior y de qué hace Kasper en el Vaticano. El Sínodo arteramente llamado de la Familia, ha sido, como se veía venir, el Sínodo de la Sexualidad. Espectáculo escandaloso de doblez, mala fe, triunfo de la sofística farisaica, manipulación de las conciencias cristianas y apostasía entreguista al espíritu del mundo.

Asi es Yurremendi, igualito al vaticano segundo.

Anónimo dijo...

Kasper no es nadie. El problema se llama Francisco. Nos ha colado un gol durante este tiempo de pontificado pareciendo protector de la fe, pero con el sínodo ha intentado dar un golpe de timón en la Iglesia torciendo la Doctrina. De fondo, la unión de todas las iglesias y religiones, como le propuso Simon Peres en audiencia y preconizan los heterodoxos desde dentro de la Iglesia.